image182

Honda Varadero XL125V

Todo comienza con el dilema que plantean los organizadores del rally: "El Mongol Rally tiene que hacerse en un vehículo que no esté concebido para este recorrido". Esta afirmación puede dejar entrever las intenciones de los organizadores en hacer de esta aventura algo verdaderamente complejo y que quede para el recuerdo, nada más lejos de la realidad. Cuando sigues leyendo las bases y ves el límite que imponen a los vehículos, menos de 1000 cc, y a los motos, menos de 125 cc; es cuando te das cuenta que la cosa es seria. Para quitarle yerro al asunto, muchos de los participantes en ediciones anteriores lo han conseguido hacer en verdaderas chatarras, sufriendo claro, las consecuencias por el camino.


Teniendo estas premisas en cuenta, no me podía plantear hacer el rally en mi Africa Twin RD07, la que para mí habría sido la candidata perfecta. Opté más bien por buscar una moto trail moderna de ese cubicaje, que fuera grande, con capacidad de carga y cómoda. Existen muchas 125 en el mercado que pasan este filtro, especialmente antiguas monturas con motores de 2 tiempos y refrigeración por aire, pero yo seguía prefiriendo algo más moderno.


Finalmente me decanté por una Honda Varadero XL125V. Esta moto lejos de ser perfecta tiene casi todos los requisitos que tenía en mente. Tiene una gran capacidad de carga, buenas suspensiones, gran autonomía y ante todo un motor robusto. Por contra, su peso, poca potencia, y llantas de aleación de aluminio delatan su orientación a carreteras y pistas de poca dificultad. Tocaría pues, preparar estos puntos débiles con detenimiento para poder afrontar la aventura con garantías.


Esta unidad de Varadero fue comprada de segunda mano a Juan, su anterior dueño en Olesa de Montserrat y excelente persona, en un estado inmejorable y con tan sólo 9000 Km. La moto venía con ciertas modificaciones que la hacían más apta para la aventura que iba a encaminar. Más concretamente, la "mandarina" como así la denominaba Juan, cuenta con unas barras anti-caída y montadas sobre ellas unos antinieblas de tipo led. En el apartado estético y aerodinámico tiene unos "paramanos" y una cúpula más alta adaptada proveniente de una KTM, así como unos espejos retrovisores de la marca austriaca. Las modificaciones terminan con una toma de 12V de coche, ideal para usar con un compresor en caso de posibles pinchazos en ruta. 


La moto es perfecta para navegar por la ciudad y alrededores siendo ágil, económica y sencilla. Puede llegar a cubrir hasta casi 400 Km con un sólo depósito aunque en condiciones de carga esta cifra se vea reducida. Su sencillez en términos mecánicos hace que sea fácilmente reparable si se diera el caso con los pocos recursos tecnológicos de los que disponen en los países en ruta.  


No todo son ventajas. La mandarina tiene su punto más frágil en los zapatos que calza. Las llantas de aluminio si bien son ligeras también son más frágiles y no permiten ir tan rápido por terreno accidentado como se podría hacer con una llanta de radios. A parte, los neumáticos son de tipo tubeless lo que implica que si se desllanta por cualquier motivo, es bastante más complicado volver a montar el neumático teniendo que recurrir a un compresor. En su favor tiene que los pinchazos son más fácilmente solucionables con un kit y líquido antipinchazos. 


Muchas de estas desventajas tienen fácil solución. Estas irán en forma de modificaciones, las cuales se explicarán en apartados más adelante. 

Especificaciones técnicas

Motor de 2 cilindros en V a 90º

Cilindrada: 124 cc

4 tiempos

SOHC

Compresión: 11,8 a 1

Carrera: 42x45 mm

Potencia: 10,6 kW @ 11000 RPM

Par: 11 Nm @ 9500 RPM

Peso en vacío: 152 Kg.

Capacidad de depósito: 17,5 l

Suspensión delantera: 35 mm tipo telescópico con recorrido de 132 mm.

Suspensión trasera de tipo basculante monoshock, recorrido 150 mm.